jueves, 23 de febrero de 2012

Periodismo clandestino, cuzco Perú.




UNA NIÑA.

Voy a comer al mercado San Pedro un plato peruano barato y rico, arrocito a la cubana con artas papas, en el camino esta la niña, con frío, con verguenza por ser niña o por venir del valle sagrado,  vende caramelos que nadie compra, es muy bella, la gente no la ve, la gente no quiere verla,  enfrascados en sus miserables existencias caminan sin ver, sin escuchar, sin sentir, los hermanos evangelistas dirían que es el "diablo" quien habla, otros, la conciencia, otros el ego, otros la mala energía. El tipo de la foto piensa en su pequeño mundo, se cruzan imagenes, algunas son imagenes de la tele, otras de mujeres desnudas de las revistas, otras de lugares, otros paisajes,  lejos del puto Perú, "lejos de esta indiada carajo". El diablo o la mala energía sea lo que sea nos mantiene a cada uno en pequeñitas historias personales, diría que este sistema capitalista funciona de maravilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada